Socorro! Que me caso… (en Italia)

Nota de Luca [De ahora NdL]: Este post ha sido publicado en Italiano el 24 Julio 2017, el día antes de mi cumpleaños en un momento de felicidad mientras que preparaba mi boda y quería traducirlo en español porquè mitad de los invitados son españoles y quiero compartir con ellos tambien. El titulo “Socorro! Que me caso…” nace de una manera de utilizar la palabra “Aiuto!” “Socorro!” en Italiano como un “Ay, que me caso”. He querido no interpretarlo literalmente utilizando “socorro” para mantener algunas matices del texto. 

LP

___*_

Jo me pasa otra vez. Uno puede ponerse chanclas y huir en su castillo de monjes tibetanos y aceites ayurvedicos a Ibiza pero al final el “vecchio scarpone” vuelve a pedirte cuanto tiempo ha pasado (NdL: “Vecchio scarpone quanto tempo è passato” es una canción de los soldados de las alpes italianos de la primera guerra mundial).

Cuanto tiempo ha pasado desde la ultima vez que has soñado de tener una familia.
Cuanto tiempo ha pasado desde la ultima vez que has soñado de ser feliz.
Cuanto tiempo ha pasado desde la ultima vez que has soñado de ser simplemente parte del mundo como los demás.

Cuando un adolescente de mi generación y de mi país, Italia, se despierta un día y realiza que toda su juventud ha sido doblada por una visión pequeña y restringida de la vida y de las relaciones, y cuando te das cuenta que tu vas en una dirección paralela pero no igual,una de las cosas que entiendes ya desde el momento uno es que lo has perdido todo. Has perdido tu casa, tu trabajo, tu familia, tu matrimonio, tu ganas de celebrar el cumpleaños cada año. Porqué todo el mundo en Italia piensa que tu vida es un error.

En ese momento tienes dos opciones: llorar o luchar. Luchar hasta que has terminado las lagrimas, hasta que la piel se haga cuero, hasta que los ojos de los demás se reducen a charcos sin ninguna profundidad. Llorar no cambia lo que experimentas frente a este bifurcación, pero sì te lleva a repetir al infinito los acontecimientos de tu vida cada de forma similar pero diferente.

Pero si luchas, si no te conformas, si encuentras el coraje de abrir tu camino, ahí también veras que se esconde otra bifurcación. Quieres de verdad ser un guerrero por toda tu vida? Claro, si la cómoda mentira de la “ley de atracción” no escondiera una parte de verdad no habría tanta gente que cayera en sus tramas, pero la verdad es que si piensas de ser un guerrero no es tan difícil pensar que por lo menos una parte de ti tendrá una predisposición a solucionar los problemas del día a día con un error sistemático hacia la respuesta armada. Eso es el orgullo. El guerrero arcoiris que lucha y lucharà para siempre defendiendo los derechos de todos.

Pero que hay después del orgullo que ya en si mismo puede ser o bien un destino tan difícil de alcanzar que puede ser complicado luego abandonarlo o un estado natural marcado como huella de nacimiento de egos inconscientes que es casi imposible superar?

Yo creo que mas allá del orgullo hay charcos que vuelven a ser ríos, luego mares y luego océanos, hay una piel con una historia, y un nuevo llanto que expresa, que glorifica, que libera. Puede que no se trate de un futuro rosa y paradisíaco, no es un volver atrás o una regeneración a la Hugh Jackman, pero sí es una aceptación, una integración de un momento que nos ha hecho fuertes mientras que estamos creando un espacio para abrirse a otro momento totalmente nuevo.

Cuando conocí a Peter había llegado a Madrid vestido de mis camisetas rojas, mi ritmo de gym y proteínas, y con mis anillos de acero. Un chico joven y con ganas de dar guerra después de huir de una batalla perdida, con una herida profunda y una piel hecha piedra pero con toda las ganas de hacerme mas fuerte, mas ancho, mas competente. Como en los mejores cuentos de amor que conozco nuestra historia ha ido despacio y ha pedido resolver y adaptarse a muchas cosas, pero no podía ser de otra manera. A mi ímpetu orgulloso él oponía un espíritu independiente, dos almas poderosas.

Cuantos temporales tienen que tronar encima de ti antes de poder disfrutar los rayos fuera de la ventana con dos Martinis al lado y el nuevo capitulo de Game of Thrones… pero cuando llegas a este punto ya sabes sin duda que has encontrado tu lugar.

Con el pasar de los años todos estos sueños hechos polvo vuelven a la puerta de tu imaginación tocando tímidos por el miedo de tener que volver a huir. Ves que el mundo es grande y que en otros lugares las cosas no son tan obscuras como en tu país y disfrutas del momento mientras que el tiempo pasa y la vida con él.

Cuando por fin en Italia han reconocido el matrimonio gay, los últimos pero hasta nosotros llegamos, hemos entendido que era el momento de hacer el gran paso. Me he declarado, rodillas al suelo, anillos hechos con espiritu chamanico, techos de Madrid y testigo excepcionales. Hemos oficializado con familia y amigos íntimos, hemos buscado “location” y ahora estoy aquí y me digo: “Jo… que me voy a casar… socorro!”

Para ser claro, es broma, no tengo ni una mínima duda, pero es verdad que cambios tan grandes necesitan mas tiempo para lograr llegar a la consciencia, como cuando tienes que descargar una app de un par de gigas que te pide wifi y que justo hoy (NdL: me refiero al dìa de la publicaciòn original) ha llegado el 100%.

“Ding” El timbre suena. En 14 meses me caso (NdL: hoy son solo 11!)! Y de repente las puertas de mi mente se abren otra vez con sonidos de fiesta a la peña de esos pensamientos ahora renovados, llenos de colores y felices, los mismos que antes pensaban hubieran sido matados por la homofobia interiorizada de un joven italiano luchando con la auto-aceptación entran otra vez en mi cabeza adornando y cantando, soñando y riéndose a las bromas de mi autoironia llena de idiosincrasias y locuras.

“Ok, està bien, tranquilos chicos, està todo bien, las sillas tienen un poco de polvo, hay que cambiar el aire, quitar telarañas pero vuestro puesto està aquí conmigo aunque se me había olvidado.”

Hoy el guerrero se ha jubilado dejando ya desde hace unos cinco añitos espacio al Aventurero de la Vida que mira a esta ocasión con ojos animados y llenos de pasión. Casarse. Una fiesta. Por fin tener alrededor mio, de nosotros, una familia, amigos, conocidos que nos han seguido, abrazado, con los que hemos discutido y hecho la paz, que nos han aceptado y compartido muchos momentos. Y luego la guinda del pastel: hacerlo en Italia!

No vamos a ser los primeros y no vamos a ser los últimos, pero lo vamos a preparar con mucha pasión y agradecimiento para quien no se ha rendido nunca para que esto se haga posible, sin olvidarnos que si se ha llegado a este derecho ha sido solo por parte de bofetadas europeos y no tanto por una real evolución de la política o de la consciencia política italiana. Es cierto que el “business” de las bodas haya sido un catalizador del cambio porqué se sabe que cuando se mueve el dinero todos somos hermanos y hermanas, pero una parte de mi sì que prueba placer de hacer parte de esta transformación cultural, aunque con sombras y luces.

Mientras que escribo (Nota de Luca: siempre me refiero al verano 2017, fecha del post original) un temporal de rayo a distancia de pocos “segundos relámpago-trueno” me hace pensare a la opción de la lluvia que tenemos que tener en cuenta para el gran día. Muchas cosas pueden pasar en estos 11 meses mucho estrés o incomprensiones. Puede llover en una boda, y aquí no hay noviAs mojadAs noviAs afortunadAs, así que mi intención es de seguir el camino, disfrutar de todas las ocasiones de celebrar que tendremos antes, organizar paso a paso las cosas con Peter,  acoger las ideas y las buenas vibraciones de quien querrá involucrarse activamente y escribir de vez en cuando mis sensaciones. A ver si en 50 años un Luca que todavía no conozco pueda leer todo esto y sonreír.

Luca Povoleri

Categories #mipiaceunaboda, Blog, Español, LGBT CultureTags , , , , , , ,

4 thoughts on “Socorro! Que me caso… (en Italia)

  1. “At that point you have two choices: mourn or fight”

    Great article Luca!

    Liked by 1 person

    1. Thank you Tammy! It’s important to share these feelings as it’s something I felt a lot in the last 10 years from my friends and my people… someone call me an allwon once but at the contrary life isn’t about losing or winning, it’s about never give up… have a great day!

      Like

CHANGE THE WORLD

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close